Inicio Crianza ¿Cuál es el estilo de crianza más eficaz? Aquí algunos tips

¿Cuál es el estilo de crianza más eficaz? Aquí algunos tips

0
¿Cuál es el estilo de crianza más eficaz? Aquí algunos tips

¿Te has preguntado alguna vez cuál es el mejor método de crianza? ¿Cómo se puede criar a un niño completo y feliz? ¿Deben los padres ser más relajados o más estrictos? Estas preguntas llevan años atormentando a los nuevos padres, pero ahora hay más respuestas de las que podría pensar. Gracias a las nuevas investigaciones sobre la teoría del apego, estamos aprendiendo más sobre los tipos de padres que los niños necesitan para sentirse seguros y queridos. La teoría del apego muestra el impacto que tienen los padres en el desarrollo del niño. Confiar en sus padres como «base segura» permite a los niños explorar el mundo que les rodea con confianza y comodidad en sí mismos. Al aprender a tranquilizarse y calmarse, los niños apegados pueden convertirse en adultos más autosuficientes. Los niños con apego seguro tienden a estar menos ansiosos, deprimidos o preocupados que sus compañeros. Por otro lado, la falta de apego suele estar causada por una crianza incoherente y la negligencia de los cuidadores

¿Cuál es el mejor método de crianza cuando se trata de educar a niños completos y felices? ¿Deben los padres ser más relajados o más estrictos?

El mejor método de crianza es el que se centra en construir una relación con tu hijo basada en la confianza, la comunicación y el amor.

Los padres deben recordar que los niños no son sólo mini adultos; son individuos con sus propias personalidades, necesidades y deseos. Es importante reconocer estas diferencias a la hora de educar a tus hijos para ayudarles a convertirse en adultos completos capaces de afrontar los retos de la vida.

Estas preguntas llevan años asediando a los nuevos padres, pero ahora hay más respuestas de las que se creen. Gracias a las nuevas investigaciones sobre la teoría del apego, estamos aprendiendo más sobre los tipos de padres que los niños necesitan para sentirse seguros y queridos.

Estas preguntas llevan años atormentando a los nuevos padres, pero ahora hay más respuestas de las que se creen. Gracias a las nuevas investigaciones sobre la teoría del apego, estamos aprendiendo más sobre los tipos de padres que los niños necesitan para sentirse seguros y queridos.

La teoría del apego es un concepto psicológico que describe el proceso de vinculación entre una persona y su cuidador. Se basa en la biología evolutiva y en cómo los mamíferos forman vínculos con sus madres para sobrevivir. La teoría existe desde los años 40, pero se ha investigado más en las últimas décadas, cuando se empezó a estudiar su impacto en el desarrollo infantil.

La teoría del apego muestra el impacto que tienen los padres en el desarrollo del niño.

La teoría del apego es una teoría sobre el desarrollo de las relaciones sociales. La teoría dice que los niños necesitan sentirse seguros y queridos por sus padres para desarrollarse adecuadamente. Esta seguridad les ayuda a convertirse en adultos seguros de sí mismos y menos ansiosos, deprimidos o preocupados que los demás.

Confiar en sus padres como «base segura» permite a los niños explorar el mundo que les rodea con confianza y comodidad en sí mismos.

En el libro A Secure Base: Parent-Child Attachment and Healthy Human Development, Bowlby explica que una base segura es una relación en la que el niño se siente seguro. En otras palabras, se trata de alguien que cumplirá su palabra con el niño y no le dejará tirado cuando más lo necesite. Gracias a este vínculo especial entre padres e hijos, los niños se sienten lo suficientemente seguros como para explorar el mundo que les rodea sin sentir miedo o preocupación por lo que pueda pasar. De adultos, estos niños crecen con más confianza en sí mismos que otros niños porque han aprendido a confiar en los demás a lo largo de su infancia.

Al aprender a tranquilizarse y calmarse por sí mismos, los niños que sienten apego pueden convertirse en adultos más autosuficientes.

  • Autocalmante: la capacidad de calmarse a sí mismo mediante el uso de estrategias calmantes, como respirar profundamente o pensar en algo calmante.
  • Autocalmarse: la capacidad de calmar su propia angustia, a menudo haciendo algo relajante que le ayude a relajarse.

¿Quién tiene tiempo para «sí mismo»? Tenemos niños. Como adultos, podemos dar un paso atrás en nuestra ajetreada vida y centrarnos en nosotros mismos durante un minuto o dos. Pero cuando estamos ocupados siendo padres y haciendo cosas todo el día, es difícil entrar en contacto con nuestro lado interior, sobre todo cuando nuestros hijos lloran pidiendo atención cada cinco minutos (más bien cada tres segundos). Si no aprendemos a tranquilizarnos y calmarnos ahora, puede que sea demasiado tarde cuando sean adolescentes y no quieran más que independizarse de sus padres (y en realidad sólo quieren el teléfono móvil de otra persona porque necesitan espacio).

Los niños con apego seguro tienden a estar menos ansiosos, deprimidos o preocupados que sus compañeros.

Los dos tipos de apego son seguros e inseguros. Los niños con apego seguro tienden a estar menos ansiosos, deprimidos o preocupados que sus compañeros. También se relacionan mejor con los demás y suelen tener una buena autoestima. Los niños con apego inseguro pueden tener dificultades para establecer relaciones estrechas con los que les rodean.

Los niños con apego seguro tienen más probabilidades de ser capaces de regular sus emociones cuando se enfrentan a factores de estrés en sus vidas; esto puede llevarles a ser más resistentes frente a la adversidad, así como a ser menos susceptibles de padecer trastornos de salud mental, como trastornos de ansiedad, depresión y trastornos alimentarios más adelante (McCain y Jones).

Por otro lado, la falta de apego suele estar causada por una crianza incoherente y la negligencia de los cuidadores.

Por otro lado, la falta de apego suele estar causada por una crianza incoherente y la negligencia de los cuidadores. Los niños que carecen de esta base segura tienden a estar más estresados, tienen menos confianza en sí mismos y les cuesta regular sus emociones. En la infancia y en la edad adulta, el apego seguro nos ayuda a llevar una vida más feliz y a establecer relaciones sanas con los demás.

Los niños que carecen de esta base segura tienden a estar más estresados, a tener menos confianza en sí mismos y a luchar por regular sus emociones.

El apego seguro es importante para los niños, ya que les permite explorar el mundo con confianza y seguridad en sí mismos. Los niños que carecen de esta base segura tienden a estar más estresados, tienen menos confianza en sí mismos y les cuesta regular sus emociones.

Algunos padres pueden pensar que el uso de técnicas de disciplina inductiva no es adecuado para su hijo o su familia, especialmente si tienen antecedentes de abuso o negligencia en su pasado. Es importante que los padres confíen en su intuición a la hora de tomar decisiones sobre estilos de crianza, ya que cada niño es diferente.

En la infancia y en la edad adulta, el apego seguro nos ayuda a llevar una vida más feliz y a establecer relaciones sanas con los demás.

En la infancia y en la edad adulta, el apego seguro nos ayuda a llevar una vida más feliz y a establecer relaciones sanas con los demás. Los niños con apego seguro tienen más probabilidades de tener relaciones sanas en la edad adulta. También es menos probable que sufran depresión (de adultos) u otros problemas de salud mental. Los niños con apego seguro tienen menos probabilidades de tener problemas con las drogas y el alcohol en la edad adulta, y tampoco suelen sufrir ansiedad o trastornos alimentarios.

Los niños seguros de sí mismos tienen menos probabilidades de tener problemas de peso en la edad adulta porque no ven la comida como algo que pueda protegerles de la ansiedad, sino que se sienten lo suficientemente seguros de sí mismos como para no necesitar la comida para consolarse.

El mejor método de crianza es el que se centra en construir una relación con tu hijo basada en la confianza, la comunicación y el amor.

El mejor método de crianza es el que se centra en construir una relación con tu hijo basada en la confianza, la comunicación y el amor.

Esto es lo más importante que puedes hacer como padre.

No se trata sólo de las normas o de cuánto tiempo pasas con tus hijos, sino de la calidad del tiempo que pasáis juntos. Quieres crear una fuerte conexión entre ellos para que sepan que pueden hablar contigo de cualquier cosa y se sientan cómodos a tu lado en todo momento.

Cuando esto ocurra, tu hijo crecerá sabiendo quién es como individuo, lo que le hará ser bueno para tomar decisiones por sí mismo en la vida porque tiene confianza en sus propias elecciones gracias a lo que ha aprendido al ser criado por un padre tan cariñoso.

No existe un método de crianza ideal que funcione para todos los padres o niños. Lo que funciona para un padre puede no funcionar para otro. La clave está en encontrar un estilo de crianza que sea adecuado para ti como individuo y para tu hijo como individuo. Si lo consigues, lo demás vendrá por sí solo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí